Wine Experience

Arte

El vino es arte y es cultura.

El vino es arte. Y el arte es vino. El mejor maridaje que se puede encontrar. Arquitectura, Cine, Literatura, Música y otras disciplinas artísticas han encontrado en el vino una fuente de inspiración.

El vino es arte y es cultura
El vino es arte y es cultura

Les invitamos a dar un paseo sobre las diferentes vertientes del arte relacionados con el siempre sugestivo mundo del vino.

El vino es arte y es cultura.

A través del vino, de la uva, las vides o los mismísimos dioses, Baco o Dionisos. Da igual de qué modo. Vino y arte siempre han maridado estupendamente. Hay infinidad de obras artísticas que dan buena cuenta de ello y ponen, de un modo u otro, al vino en el centro. Pero esta relación ha ido evolucionando a lo largo de la historia.

Lo cierto es que la historia del vino se remonta entre 4.000 y 6.000 años a.C. Según testimonios literarios y diversos materiales arqueológicos, Mesopotamia podría haber sido la cuna del vino. Su consumo de vino estaba reservado a los círculos aristocráticos. Es en Egipto donde encontramos las primeras representaciones que hacen referencia al vino.

Concretamente en los frescos de las cámaras funerarias de Luxor y Sagqarah, en los que se puede apreciar de primera mano la importancia que los antiguos egipcios daban a la viticultura. Las principales regiones productoras de vino eran el delta del Nilo y los oasis del desierto de Libia y el Fayum.

Lee este interesante artículo

El vino es una de las bebidas con más tradición en la civilización occidental. No es extraño, pues, que haya habido una relación estrecha entre cultura, vino y arte que llegaba a todos los sectores sociales. La pintura y la escultura han sido los principales medios que han permitido conocer la incidencia del vino en las sociedades, aunque no fue menos importante la aparición del cine durante el siglo XX.

Recordar

Conviene recordar que el consumo de vino no estuvo censurado por la cultura cristiana y eso, junto con su abundancia en la cuenca del Mediterráneo, ha favorecido su consumo generalizado. La reconversión del mercado encaminada a ofrecer más calidad ha contribuido también a que algunas películas hayan hecho del vino un objeto de culto.